¿Cuáles son las causas de la inflamación inexplicada?

Un síntoma preocupante con muchas causas potenciales, inflamación inexplicada puede ser causada por una reacción alérgica a los alimentos, medicamentos o sustancias ambientales, especialmente cuando la hinchazón afecta a la cara, los labios y la garganta. Las afecciones médicas que afectan el corazón, los riñones o el hígado a veces pueden causar hinchazón en varias áreas del cuerpo. Enfermedades autoinmunes tales como lupus o artritis pueden causar hinchazón inexplicable de las articulaciones.

Cualquier hinchazón inexplicable que involucre la cara, los labios o la lengua debe ser reportada a un médico de inmediato, especialmente si estos síntomas están acompañados por una erupción o dificultad para respirar. Esta combinación de síntomas puede indicar una reacción alérgica potencialmente mortal que se conoce como anafilaxia. La atención médica de emergencia es necesaria en casos de anafilaxia, ya que la falta de oxígeno para el cerebro y otros órganos internos puede causar la muerte en cuestión de minutos.

La enfermedad hepática o renal puede causar hinchazón inexplicada en todo el cuerpo, particularmente en las manos, los pies y el abdomen. Ciertas condiciones cardíacas, como la insuficiencia cardíaca congestiva, también pueden afectar a este síntoma. Es posible que se necesiten exámenes de sangre y otros métodos de diagnóstico, incluyendo rayos X o ultrasonido, para diagnosticar correctamente estas condiciones.

La artritis es a menudo la causa de la hinchazón inexplicada que implica las articulaciones. Otros síntomas pueden incluir dolor y dificultad para mover las articulaciones afectadas. Se pueden usar medicamentos de venta libre o recetados para ayudar a controlar estos síntomas. Enfermedades autoinmunes como el lupus pueden conducir a la hinchazón de las articulaciones, así como otras partes del cuerpo. En algunos casos, la hinchazón puede ser causada por una lesión física, quemaduras de sol, o malos hábitos alimenticios.

Las infecciones de ganglios linfáticos o ciertas formas de cáncer pueden causar hinchazón en el cuello, las axilas o la ingle. Los antibióticos recetados son generalmente efectivos en el tratamiento de infecciones. Si se sospecha cáncer, puede ser necesario realizar una variedad de exámenes médicos para diagnosticar con precisión la causa de la hinchazón.

Enfermedad de la tiroides, el uso de ciertos medicamentos, o de pie durante períodos prolongados de tiempo a veces puede conducir al desarrollo de inflamación inexplicable. Este síntoma también puede ser causado por tener demasiado sodio en la dieta. Aunque la hinchazón no suele indicar la presencia de una enfermedad grave, es importante que siempre informe a un médico cualquier síntoma inusual para poder obtener un diagnóstico preciso y comenzar un tratamiento médico adecuado.